Terapia ecuestre, una ayuda para la integración

Bárbara Clement, psicóloga y experta en equitación terapéutica en Madrid, está licenciada por la Universidad Complutense de Madrid. Nacida en San Sebastián y residente actualmente actualmente en Madrid, junto con su socia Mara Solano fundó en 2014 la asociación Al Paso. Gracias a esta, puede unir sus dos pasiones: los caballos y la psicología, ofreciendo además un servicio beneficioso para los pacientes.

La Asociación AL PASO, constituida como asociación sin ánimo de lucro (Nº registro: 605758) y declarada de UTILIDAD PÚBLICA según la Ley Orgánica 1/2002 de 22 de Marzo, busca promover el desarrollo personal, la calidad de vida e integración social de las personas con diversidad funcional a través del mundo ecuestre. AL PASO cuenta con un equipo multidisciplinar formado por profesionales del ámbito sanitario y de la educación, expertos en equitación terapéutica por la Universidad Complutense de Madrid.

La pasión por los caballos ha unido en este proyecto común a todos sus integrantes. En la asociación realizan intervenciones asistidas con caballos con el fin de poder ayudar a las personas a través de los beneficios que aportan estos animales a nivel motor, psicológico, educativo y social. La especialización de Bárbara como psicóloga son las terapias ecuestres.

¿Qué os impulsó, en Al Paso Terapias Ecuestres, a ofrecer terapias con caballos para niños? ¿Cuáles son las terapias ecuestres que ofrecéis en vuestro centro? ¿Qué beneficios brindan estas terapias para los niños?

Las intervenciones asistidas con caballos son aquellas intervenciones, ya sean terapéuticas, de educación o de ocio, en las que se incorpora el caballo como recurso para alcanzar los objetivos propuestos para cada usuario o colectivo con el que trabajamos.

El objetivo final de estas intervenciones es conseguir mayor autonomía en los pacientes para mejorar su calidad de vida y favorecer su integración social.

Los caballos aportan múltiples beneficios que nos permiten trabajar simultáneamente aspectos del área motora, cognitiva, emocional, sensorial y social. Sin embargo, es importante resaltar que el éxito de la terapia no se basa sólo en los beneficios que aporta el caballo, sino en la intervención que realiza el terapeuta, que será distinta para cada usuario y basada en objetivos terapéuticos y/o educativos.

Para que las intervenciones sean efectivas y seguras, es fundamental que estén diseñadas y realizadas por un profesional sanitario, educativo o social, en función del usuario que reciba la terapia en cada caso. Son estos profesionales los que cuentan con los conocimientos de base para el tratamiento de los pacientes con los que trabajamos y además, deben contar con formación específica en Terapias Ecuestres para saber emplear el caballo como recurso y conseguir el éxito de su intervención.

Realizamos las siguientes intervenciones:

  • Terapia con caballos: hipoterapia y equitación terapeútica.
  • Intervención educativa.
  • Ocio con caballos.

¿Qué parte de tu equipo de trabajo es esencial? ¿Hay algún elemento que nunca debería faltar en una clase de terapias ecuestres y por qué?

Es fundamental en las sesiones de terapias ecuestres un buen plan de trabajo individual ajustado a los objetivos de cada paciente. Nunca debe faltar el bienestar del caballo y la seguridad durante las clases.

¿En qué consiste la terapia del comportamiento y las emociones? ¿A qué tipo de pacientes se la recomendáis? Según vuestra experiencia profesional, ¿cuál es la eficacia comprobada de estas técnicas?

La terapia del comportamiento y las emociones está dirigida a niños y adolescentes con problemas a la hora de relacionarse, problemas de comportamiento, emocionales, de autocontrol, déficit de atención, hiperactividad, autoestima…

Son intervenciones que se basan en las experiencias que adquirimos durante las sesiones a través del contacto con el caballo y los ejercicios que el terapeuta va proponiendo para alcanzar los objetivos planteados.

Las sesiones parten del vínculo afectivo que se establece entre el niño y caballo y la motivación que genera en los chicos el contacto con el animal. Se trabajan los problemas de las personas de manera metafórica y así se van elaborando las emociones, los comportamientos y los patrones de conducta que generan relaciones positivas. Esto va a facilitar el desarrollo de habilidades sociales adecuadas, actitudes de colaboración y solidaridad.

La capacidad de manejar el caballo y hacerlo obedecer es una experiencia importantísima para la autoafirmación y autoestima de cualquier persona. Por ello, se desarrolla un sentimiento de poder y con esto crece la voluntad de superar resistencias y obstáculos de la vida y de superarse.

¿De qué manera realizáis la evaluación del paciente y decidís el tratamiento a seguir? ¿Cómo se puede solicitar una evaluación de vuestros expertos? ¿Cuál es el proceso para solicitar matrícula en las clases de equitación para niños? ¿Qué horarios tenéis actualmente para asistir a esto cursos?

Realizamos una evaluación del paciente mediante una sesión de prueba con el caballo y una entrevista con el propio usuario y la familia. Después se hace una recogida de datos obtenidos en la sesión de prueba y en los informes médicos y/o educativos del usuario. Con toda la información, se elabora un plan de trabajo individual ajustado a las necesidades específicas de cada usuario (objetivos a trabajar, tipo de terapia, profesional que le va a atender, caballo que vamos a emplear, etc.).

Tras esta sesión de prueba y la explicación del plan de intervención, las familias deciden qué día vendrán a la terapia. Trabajamos desde el mes de septiembre a junio de lunes a viernes de 16 a 19 h y fin de semana de 10:30 a 13:30 h., en el Centro Ecuestre Villafranca. En Villafranca del Castillo cerca de Majadahonda.

Ayudando a la integración social de las personas con diversidad funcional

La terapia ecuestre es la herramienta que utilizan en la Asociación Al Paso para reforzar y facilitar la integración social de varios tipos de pacientes diversos funcionales, especialmente niños. En esta asociación sin ánimo de lucro fundada por Bárbara Clement y Mara Solano, los caballos pasan a ser compañeros y aliados de los pacientes y de los terapeutas y su naturaleza noble, fiel y afectuosa agrega beneficios emocionales y terapéuticos de gran importancia que posibilitan una mejoría en la calidad de vida de los pacientes.

Artículo realizado por Marta Sánchez de Pronto Pro Blog