comportamiento y emociones

Inicio/comportamiento y emociones
comportamiento y emociones 2017-03-27T16:35:59+00:00

TERAPIA DEL COMPORTAMIENTO Y LAS EMOCIONES

Dirigido a familias, niños y adolescentes con problemas a la hora de relacionarse, con problemas de comportamiento, emocionales, problemas conductuales y de autocontrol, déficit de atención, hiperactividad, autoestima…

La psicoterapia asistida con caballos son intervenciones basadas en un modelo terapéutico experiencial que se realiza tanto pie a tierra como a caballo según las necesidades de la persona. En ningún caso se necesita experiencia previa con caballos.

Planteamos las sesiones desde la perspectiva de la Terapia Familiar Sistémica, por lo que combinamos sesiones individuales con sesiones de orientación familiar en las que se pondrá introducir o no el caballo.

Las sesiones individuales se basan en el vínculo afectivo que se establece entre niño y caballo. Se trabajan los problemas de las personas de manera metafórica y de esta manera se van elaborando las emociones, los comportamientos y los patrones de conducta que generan relaciones positivas.

Por ello, el contacto físico positivo (abrazar, besar, mecer) influirá significativamente en la capacidad para formar relaciones emocionalmente saludables, ya sea la empatía, el afecto, el deseo de compartir, el inhibirse de agredir, generando conductas asertivas.

Las propias características del caballo, hacen que sean animales muy receptivos y sensibles a las reacciones de las personas y tienen una gran capacidad para interpretar el lenguaje no verbal. Así, el alumno comprobará cómo controlando las emociones emotivas desproporcionadas, la impulsividad y otras conductas disruptivas, evitará problemas como el rechazo del caballo, lo que le motivará a seguir regulando su conducta e ir ajustándola en cada momento.

Además la exposición a diferentes estímulos les exige trabajar la concentración, la atención, la memoria y la intuición para poder guiar al animal en la dirección y espacio propuesto por el terapeuta. Logrando mejorar así su autoestima, el autocontrol y aprender a respetar las normas, ya que frente a este gran animal, no pueden realizar actos impulsivos y deben estar atentos a todas las directrices señaladas por el terapeuta.

La capacidad de manejar el caballo y hacerlo obedecer es una experiencia importantísima para la autoafirmación de cualquier persona. Por ello, se desarrolla un sentimiento de poder y con esto crece la voluntad de superar resistencias y obstáculos de la vida y de superarse.

La terapia asistida por caballos fomenta la relación con el caballo, los terapeutas y el resto de compañeros en un medio natural genera el desarrollo de habilidades sociales adecuadas, actitudes de colaboración y solidaridad, unificando sus propios intereses con los de los otros, da lugar a acciones que contribuyen al mantenimiento del buen ambiente.

Las sesiones de orientación familiar se desarrollan en un espacio terapéutico donde se plantean las dificultades encontradas por toda la unidad familiar y se trabajan las relaciones, la comunicación y las conexiones de los subsistemas que lo componen.

Beneficios individuales:

  • Apego: capacidad de establecer lazos afectivos con otras personas.

  • Empatía: capacidad de ponerse en el lugar del otro y entenderle.

  • Asertividad: capacidad de defender los propios derechos y opiniones sin dañar a los demás.

  • Cooperación: capacidad de colaborar con los demás para lograr un objetivo común.

  • Comunicación: capacidad de expresar y escuchar. Sentimientos, emociones, ideas, etc.

  • Autocontrol: capacidad de interpretar las creencias y sentimientos propios y controlar los impulsos.

  • Comprensión de situaciones: capacidad para entender las situaciones sociales y no tomarlas como algo personal, o culparse de determinadas cosas

  • Resolución de conflictos: capacidad para interpretar un conflicto y sacar alternativas de solución al mismo.